La analítica Web consiste en la recopilación de todos los datos que suministran las personas cuando interactúan con una página Web, y después de haberlos recopilado son analizados con la finalidad de perfeccionar las experiencias al navegar en la Internet y el desempeño de tu negocio.

La recopilación de los datos se realiza mediante una cookie, un código javascrpit el cual es introducido en el sitio Web y además es proporcionado por los propios instrumentos de medición de uso profesional. En la actualidad hay diversidad de instrumentos destinados a la analítica Web, y entre los más populares y eficientes se encuentran Google Analytics y Omniture SiteCatalyst.

Asimismo, existen variedad de aspectos que pueden ser analizados, por lo tanto con anterioridad, se debe establecer el objetivo ó propósito de la página Web, para que así luego se pueda disponer de distintas medidas KPI que pueden ser utilizadas como una guía, como por ejemplo: visitas, tasa de rebote, páginas vistas, entre otros.

Cuando se trata del marketing en Internet, lo mejor es evitar lo máximo posible tomar las decisiones intuitivamente o por impulsos, no obstante lo correcto es elegir teniendo en cuenta cuáles son las finalidades de la página Web.

La toma de decisiones sin tener información ni conocimientos suficientes respecto a lo que se va a elegir significa que habrá mayor probabilidad de que fracases en tu negocio.

A su vez, es importante tener conocimiento de los tres tipos de analítica Web que existen, los cuales son: el descriptivo, el predictivo y el prescriptivo. 

*Descriptivo: Es totalmente normal estar al tanto de la situación de la empresa, sin embargo la información que se obtiene algunas veces no es destacada,  por lo cual en ciertas circunstancia no podrás estudiar como es debido los propósitos que tengas con tu negocio, para este caso se deben replantear todo y describir el estado en el que está en estos momentos el negocio.

* Predictivo: Consiste en fundamentarse un historial de la analítica que se ha realizado en la Web anteriormente para así poder realizar alguna predicción en un futuro.

*Prescriptivo: No solo hay que considera los datos que se obtienen en el presente, en la historia ni en las predicciones, también se deben llevar a cabo diversas acciones para que el negocio pueda prosperar. Con este tipo de analítica se realiza como una especie de guía donde se establezcan los pasos a seguir basándose en las metas que se anhelan cumplir.

 

La analítica Web y su innovación

A la misma par que los medios tecnológicos van avanzado, la analítica Web también va a la par de ellos, esto es debido a la importancia que se le ha ido otorgando y también por el uso del marketing digital.

La innovación de la analítica Web está principalmente basada en que los dueños de los sitios Web actualmente poseen una cantidad muy amplia de instrumentos con los que pueden tener conocimiento de sus usuarios y estar al tanto de la información, productos y servicios por los cuales están interesados.

Cuando se una persona revela su impresión respecto a cierto contenido, es posible establecer propósitos que sea suficientemente aptos como para que las personas visiten con constancia a la página Web.

También hay otras informaciones que se pueden obtener con el uso de este tipo de análisis, y están estrechamente relacionados con la interfaz y lo simple que resulte la navegación en el sitio Web.

Esto es bastante ventajoso ya que es muy útil para llevar a cabo ciertas modificaciones que te posibiliten estar a la altura y hasta superar a la competencia en la red. Asimismo, todos los datos que se vayan recopilando podrán definir si los resultados obtenidos cumplen o superan las metas que se tenían en un inicio.

 

Los conceptos básicos de la analítica Web

1) Usuario: Es la persona que accede a tu página Web en un momento determinado. Este se puede clasificar en dos tipos: usuario nuevo y usuario recurrente. El usuario nuevo es aquel que ha entrado a tu página Web una sola vez, en cambio el usuario recurrente es el que ha visitado tu página Web más de una vez.

2) Visita: Hace referencia a todos aquellos usuarios que navegan a través de la página Web, cada vez que un usuario entra a la Web se contabiliza una visita. Las visitas pueden ser de una misma o distinta persona, incluso si un usuario tiene la página abierta pero está inactivo por media hora y luego vuelve a activarse, se contabilizará como otra visita.

3) Páginas vistas: En una Web hay varias páginas. Esta medida, sin depender de las visitas que se obtengan, puede medir la cantidad de páginas que visualiza cada visita en tal Web. Esta es una métrica de las más importantes ya que  cuando una persona ve más de una página significa que tiene intereses por el contenido publicado en el sitio Web.

4) Porcentaje de rebote: Esta métrica determina la cantidad de usuarios que entran al sitio Web y tan solo ven una página y se salen del mismo. Cuando el porcentaje de rebote es muy elevado es señal de que el contenido de tu sitio Web no es tan eficiente ni llamativo, y por ende se debe hacer una revisión para mejorarlo y así reducir tal porcentaje.

5) Porcentaje de salida: Indica la página exacta en la cual un usuario se sale del sitio Web. Esta métrica es crucial para poder determinar aquellas páginas que se deben editar para perfeccionarlas.

6) Conversión: Su función es la medición de los objetivos logrados. Da como resultado aquellos objetivos que se han cumplido en relación con la visitas a la página Web.

7) Fuente de tráfico: Indica la manera en la que llegan los usuarios a la página Web. Es una métrica trascendental debido a que con ésta podrás estar al tanto del porcentaje que llegan a la página mediante Google (lo que significa que tu estrategia SEO es efectiva), por las redes sociales (debido a que la estás promocionando correctamente), o por método directo (cuando ya tienes usuarios leales).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *